‘Big Data’, y su resiliencia: ¿Cuál es el vínculo?: Parte 2

Este artículo fue escrito por la autora invitada y amiga de Beyond Access  Linda Raftree, publicado originalmente en su blog, “Wait … ¿What?” (Espera… ¿Qué?) es el primero de una serie de escritos sobre información y el desarrollo internacional. Lee la primera parte para estar al tanto. Esta serie nace de las discusiones en Febrero de 2014 en la ciudad de Nueva York durante el  Technology Salon en el que se examinó la conexión entre ‘Big Data’ (grandes cantidades de datos) y su capacidad de recuperación o resiliencia. 

¿Cuál es el vínculo entre “Big Data” y la resiliencia?

La ‘resiliencia’ como concepto es disputado, difícil de medir y compleja. En su definición más simple, la resiliencia se puede considerar como la capacidad de recuperarse o superar un obstáculo y avanzar. (Este artículo presenta interesante discusión sobre si deberíamos estar hablando de la sostenibilidad o la capacidad de recuperación o resiliencia -disponible solo en inglés).

Sobre su relevancia, uno de nuestros panelistas en Nueva York señaló que los procesos y las estructuras globales no funcionan para las personas más pobres, como se evidencia en la continuidad de los ciclos de pobreza y las desigualdades flagrantes en todo el mundo, y la resiliencia es fundamental para combatir esta desventaja. En esta visión, la gente es pobre como resultado de estar más expuestos y vulnerables a las crisis y problemas, al mismo tiempo, su pobreza aumenta su vulnerabilidad, y es difícil escapar del ciclo en que con el paso del tiempo, implica que con pequeños y grandes problemas van agotando los activos. Un modelo basado en los activos de resiliencia ayudaría a personas, familias y comunidades que se ven afectadas por un obstáculo en una esfera – financiera, humana, social, legal, político o de salud – recurrir a los activos dentro de otra esfera de recuperarse o avanzar.

La ‘Big Data’, la ‘gran recolección de información’,  podrían apoyar este modelo de resiliencia basada en los activos mediante la predicción/apoyo a las personas pobres y vulnerables, una gran cantidad de información podría ayudar a predecir cuando se presentara una crisis o un problema y prepararse para ello. Si los más pobres pueden acceder al análisis del ‘Big Data’, si los más vulnerables pueden acceder a los resultados del análisis de esa gran colección de datos, podrían ayudarles a tomar mejores decisiones ahora y para el futuro. La ‘Big Data’ entonces debe hacerse accesible y disponible para las comunidades más vulnerables para que puedan auto-organizarse y disminuir su vulnerabilidad a las crisis y los riesgos, y aumentar su capacidad de recuperarse y seguir hacia delante. La Big Data’  también puede ayudar a diversos actores a desarrollar una mejor comprensión del ecosistema humano y aumentar la capacidad de recuperación del mismo.

¿Pueden contribuyen los enfoques de la academia sobre el ‘Big Data’ a la resiliencia?

La aplicación de los enfoques de la ‘Big Data’ a los esfuerzos para aumentar la capacidad de resiliencia de las comunidades y tener una mejor comprensión de los ecosistemas humanos viene a menudo desde una perspectiva equivocada, según un asistente del panel. Según su perspectiva se esta viendo cada vez más situaciones en las que se toma una decisión desde la academia o por parte de personas en la cúpula, personas que saben cómo hacer un excelente análisis de datos, pero tienen forma de comprender realmente el significado de esos ‘ Grandes Datos’ en el contexto local.

En estos casos, el impacto de la ‘Big Data’ sobre la resiliencia será muy bajo, debido a que la capacidad de recuperación sólo puede crearse y apoyarse a nivel local. En lugar de que las grandes organizaciones analicen cómo pueden usar las grandes colecciones de datos desde lejos para “rescatar” o “ayudar” a los pobres, las organizaciones deben trabajar en conjunto con las comunidades en crisis (o a través del apoyo de intermediarios locales o de base nacional para facilitar los procesos) para que las comunidades puedan debatir y extraer el significado de la información, contextualizarla y utilizarla para ayudarse a sí mismos. Esto también implica que las poblaciones puedan estar informadas sobre la información que existen sobre ellos y comiencen a ser más conscientes de cómo utilizarlos.

Para la comunidad que trabaja de temas de Derechos Humanos, por ejemplo, ‘Big Data’ se trata de cómo las personas usan la información sobre su comunidad para  defender con éxito sus propios derechos, y hay menos énfasis en grandes conjuntos de datos. Más bien, el objetivo es llevar estos datos a los ciudadanos y las comunidades que pueden aprovecharlos.El objetivos es apoyar a estos  grupos vulnerables para que puedan identificar y utilizar los datos en su cotidianidad  y encontrar la manera en la que la información puede mostrarles el camino que deben tomar sus esfuerzos de defensa para lograr un objetivo particular relevante para  su comunidad.

¿Pueden la información realmente empoderar a la gente?

Para comprender mejor las oportunidades y desafíos del ‘Big Data’, tenemos que explorar las preguntas relacionadas con el empoderamiento. ¿Quién tiene el conocimiento? El acceso? ¿Quién puede utilizar los grandes datos? Los participantes del Technology Salon hicieron énfasis en que los cambios para las comunidades no sucede por el solo hecho de tener la información. Los cambios aparecen cuando se utilizan estos grandes volúmenes de datos como una herramienta de promoción para decirle al mundo que los procesos y estructuras deben cambiar y de poner las cosas que normalmente se ignorar y jamás salen a la luz en el centro de la discusión y las acciones. También se trata de la toma de decisiones y llevar la ‘Big Data’ a los “mundos pequeños”, por ejemplo, a nivel local. Según algunos, esta debería ser la prioridad de los actores de la ‘Big Data para desarrollo” en los próximos 5 años.

Aunque algunos de los participantes en el Salón expresaron que la información por si solo no empodera a las personas; otros por su parte señalaron que conocer su historia crediticia, que tan saludable es su nutrición o cuanto ejercicio se ha hecho puede empoderar a un individuo. Además, el proceso de recopilación de datos puede ayudar a las comunidades a comprender mejor sus propias realidades, fortalecer su autoestima y la capacidad de análisis, y contribuir al lograr una mayor igualdad de condiciones cuando están defendiendo sus derechos o para construir un presupuesto o solicitar servicios. Un participante del Salón expresó, la mayoría de las comunidades tienen información, pero no son percibidos cómo confiables y útiles si no son recolectaron mediante métodos “occidentales”. Tener datos para apoyar y verificar información, opiniones y demandas puede servir a las comunidades en las negociaciones con las entidades que tiene poder sobre decisiones que los afectan. (Ver el libro “¿Quién cuenta: El poder de las estadísticas de participación” sobre como trabajar con las comunidades para crear “información” desde enfoques participativos).

Por otro lado, los datos no son suficientes si no existe la voluntad política de hacer el cambio para responder a la información mostrada y a las peticiones o demandas que se hacen sobre la base de esos datos. Como uno de los participantes del salón, dijo: “dar a alguien un conjunto de datos no cambia la política pública que lo afecta”.

Lee la primera parte de este artículo o el artículo original en el  blog de Linda, “Wait … ¿What?”(Espera … ¿Qué?) para leer el artículo completo (disponible solo en inglés). Y espera la tercera parte de esta serie que incluye recomendaciones sobre como avanzar en el tema.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *