Creando “espacios” para las bibliotecas públicas

Empecemos por lo obvio: las bibliotecas públicas pueden ser (y en muchos casos son) espacios poderosos para el cambio, creación y desarrollo. Esto es, sin duda, el resultado de bibliotecólogos comprometidos que saben cómo solucionar las necesidades específicas de su comunidad y de los miembros de la comunidad que aprovechan el espacio libre para la celebración de eventos, explorar nuevas ideas y para encontrar la información que necesitan. Esto está sucediendo en las bibliotecas públicas de todo el mundo y es muy emocionante.

sav2amDSC_0047

Sin embargo, ¿qué pasa con la biblioteca como un espacio físico? ¿Como afectan la apariencia y el ambiente el uso que se le da a la biblioteca? La biblioteca como el ladrillo y el mortero es con frecuencia objeto de atención de los blogueros. Se encuentran con facilidad publicaciones que muestran “las bibliotecas más lindas del mundo”. Si no te has encontrado con alguno de estos artículos de blog, haz clic aquí. (aquí y aquí también)

Lo que generalmente causa problema con estas publicaciones es que pintan una imagen de “ver y no tocar” de las bibliotecas: pasillos cargados de mármol, columnas corintias, estantes de madera oscura que guardan siglos de conocimiento, si. Sin embargo, estos lugares difícilmente podrían ser el lugar para tomar una clase de administración financiera, para encontrarse con colegas o para aplicar a los servicios del gobierno. Ciertamente no ves computadores.

Ahora, pensemos en crear (o en re-pensar) el espacio para una biblioteca moderna. ¿Qué cambios le harías al espacio de tu biblioteca pública? ¿Menos muros? ¿Más espacio para reuniones de grupo? ¿Más espacio para el estudio? ¿Servicios móviles? El Proyecto para Espacios Públicos (pps por su sigla en inglés), es una organización sin ánimo de lucro que provee planeación, diseño, servicios educacionales y organizacionales, que buscan ayudar “a que las personas creen espacios públicos para construir comunidades más fuertes.” PPS ofrece una cantidad interesante de recursos y publicaciones en tendencias de planeación urbana, espacios abiertos y la relación entre participación ciudadana y el espacio. La organización frecuentemente menciona a las bibliotecas públicas cuando hablan sobre el procesos de creación de espacios.

Ellos parecen estar en algo. Aquí están un par de observaciones del acercamiento que hace PPS acerca de la creación de espacios y algunos señalamientos sobre como encajan las bibliotecas en su modelo.

Existe una relación entre la creación de espacios y la participación de la comunidad. Por mucho que nos guste hablar sobre la opulencia de las bibliotecas más icónicas del mundo, lo más probable es que tu biblioteca local trabaje con un diseño más modesto. La creación de espacios efectiva para las bibliotecas públicas no debe ser una cuestión de escala sino un asunto de flexibilidad para concebir lugares que faciliten un amplio rango de actividades. La única forma como esto puede pasar es con el aporte de la comunidad. La participación genera participación, si la comunidad hace una inversión en el proceso, el espacio va a ser relevante mucho tiempo después de la ceremonia de inauguración.

Los gobiernos locales y las comunidades deben trabajar juntos para crear espacios comunitarios duraderos y flexibles. El pasado febrero, Beyond Access organizó una conversación con el Gobernador de Antioquia, Colombia, Sergio Fajardo. El gobernador compartió su experiencia como alcalde de Medellín (2003 – 2007) y sus esfuerzos para transformar la ciudad, en parte por invertir en una red de bibliotecas públicas barriales. Hoy, los parques biblioteca de Medellín son espacios con movimiento y llenos de vida que cuentan con un personal de bibliotecólogos y bibliotecarios dedicados y son visitados por igual por turistas y habitantes de la ciudad. Si, los parques biblioteca de Medellín sin impresionantes (mira la Biblioteca España abajo), sin embargo Fajardo señala que simplemente construir nuevas estructuras de bibliotecas no es suficiente para hacerles frente a los temas más apremiantes de la ciudad. Los parques biblioteca hacían parte de una estrategia de reforma más grande que buscaba generar confianza y cooperación entre el gobierno local y los ciudadanos. Medellín es un ejemplo, sin embargo, al igual que los parques biblioteca, la mayoría de las bibliotecas públicas se sostienen con algún tipo de apoyo del gobierno (a través de impuestos, gravámenes, etc). Los gobiernos deben participar con sus ciudadanos y a cambio, los ciudadanos deben compartir su visión con el gobierno, esto es esencial para el proceso de creación de espacios.

Tal vez los parques biblioteca de Medellín pertenecen al conjunto de “las bibliotecas más lindas del mundo.” Sin embargo, su verdadero valor viene de la nanera como la comunidad continuamente le da forma al propósito de sus bibliotecas públicas. Lo mismo puede ser dicho sobre las más de 230,000 bibliotecas públicas en los países en desarrollo y en transición. La verdadera belleza están en la forma como la comunidad reinventa el espacio continuamente.

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *